Saltar al contenido

Cómo hacer una bolsa de merienda en menos de una hora

La bolsa de merienda reversible es uno de los recursos más socorridos para tardes de parque y días de excursión. En definitiva, es un imprescindible de la vuelta al cole en el que todos hemos guardado el agua, las galletas y el bocadillo.

Bolsa de merienda reversible
Surtido bolsas de Merienda

Con los materiales de costura adecuados, podrás coser una bolsa de merienda reversible en menos de una hora. ¿Te apuntas al proyecto? ¡Sigue leyendo para descubrir los pasos!

¿Qué necesito?
¡A coser!
  1. Diseñamos el patrón; en este caso, un rectángulo de 24,5x27cm. En el inferior y en el lateral añadimos 1cm de costura. En la parte superior, desde donde se abrirá nuestra bolsa, damos 4cm. Al tener estos centímetros de más, podremos pulir y confeccionar la cánula por dónde pasará el cordón.
  2. Colocamos el patrón sobre la tela y cortamos dos capas. Encarando derecho con derecho, colocamos la parte que queremos que se vea, en el interior.
  3. Cosemos el contorno excepto unos 4cm en cada lado, cerca de la parte superior. Esto permite que después podamos pulir los lados de la cánula. A continuación pasamos la overlock.
  4. Al haber dejado 4 cm en cada lado, nos quedan cuatro capas de tejido sueltas sin rematar en la parte superior. Así, a cada una de ellas les haremos un dobladillo.
  5. Una vez terminados, añadimos el dobladillo que formará la cánula. Doblamos 1cm y luego 3cm. Cosemos a canto o a pata.
  6. Una vez tenemos nuestra cánula, lo giramos y pasamos el cordón. Este se pasa dos veces y se hace un nudo a cada lados en los extremos, para evitar que se deshilache.
Paso a paso dibujado

¡Y listo! Ya tienes tu bolsa de merienda reversible a punto. ¿Tienes dudas?

  • Síguenos en @castelltort.mayoristas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.